El confesionario

El sencillo confesionario del Museo Ons’ Lieve Heer op Solder se colocó en torno a 1740.

La confesión es uno de los siete sacramentos, uno de los pilares de la fe católica. El sacerdote se sentaba a la izquierda y oficiaba la confesión; a la derecha se arrodillaban los fieles mientras que confesaban sus pecados. Una vez terminada, el sacerdote perdonaba los pecados en nombre de Cristo. Por lo tanto, la confesión se denomina también oficialmente Sacramento de la Penitencia y de la Reconciliación.